A la hora de encarar la recta final del año, muchos tienden a perder el control de los gastos y después padecen las consecuencias al enfrentar la temida cuesta de enero. No seas uno de ellos; como buen emprendedor debes planear y estar preparado.


En esta temporada muchos son los factores que juegan contra nuestro orden financiero. Por una parte, nos transformamos en víctimas de la presión del entorno y los medios promocionales que acrecientan el impulso por comprar. De este modo, acabamos encarando gastos mayores -en ocasiones muy superiores- a lo que verdaderamente nos deberíamos permitir.

Por otro lado, muchos padecen un espejismo de exuberancia, provocado por la mayor liquidez que dan los bonos de final de año, incluyendo el aguinaldo y el acreciento en las ventas. El inconveniente está en que muchos aceptan que pueden gastar más y distorsionan la proporción de lo que verdaderamente pueden solucionar.

Es esencial que no pierdas el control a fin de que este desorden no afecte tus finanzas personales del próximo año. De ahí que acá te entregamos ciertos consejos para planear y eludir tristes consecuencias. Toma nota.

Guarda tu aguinaldo

Al percibir tu aguinaldo o bien bono de final de año aparta una cantidad, idealmente el cincuenta por ciento, y deposítala en una cuenta de ahorro a la que no puedas tener acceso hasta tras enero. De ser posible, considera invertir.

Haz un presupuesto para las fiestas

Realiza un presupuesto no considerando cuánto deseas gastar sino más bien cuánto puedes gastar, incluyendo regalos, comidas, decoraciones, etc.. Identifica exactamente en qué elementos puedes ahorrar, cuáles son esenciales y de qué otros puedes prescindir.

Manda a tu tarjeta de crédito de vacaciones

Un buen planteamiento a continuar es gastar puro efectivo. Encierra tus tarjetas de crédito fuera de tu vista o bien deposita una cantidad limitada en tu tarjeta de débito. Aparte de ser una genial forma para no gastar de más es una garantía de no endeudarte que te dejará comenzar el año nuevo sin la cruda de gasto.

Empieza temprano

Comienza tus compras navideñas cuanto antes. Las compras de última hora solo llevan a la desesperación y el dispendio. Además de esto, si compras anticipadamente vas a poder hallar descuentos o bien promociones, las que son menores cuando se aproximan las datas de las fiestas.

Revisa intereses y comisiones

Si precisas usar las tarjetas de crédito o bien requieres solicitar algún crédito para enfrentar esta temporada, debes repasar bien los intereses y costos asociados. No lo olvide. Evita llevarte alguna sorpresa cuando lleguen tus estados de cuentas.

Planifica

Lo idóneo es planear los gastos, considerando tanto ingresos como egresos personales, para no llevarse sorpresas de último minuto. En el instante en que definas cuáles van a ser tus gastos, añade un pequeño jergón para urgencias, que va a poder servirte como ahorro en el caso de no utilizarlo.