Con poco tiempo que lleves en el mundo empresarial, te habrás dado cuenta de la importancia que tienen los software de gestión para el funcionamiento de tu negocio. Y no sólo para que ese funcionamiento sea el correcto, sino también para que sea más eficiente, productivo e incluso puedas ahorrar.

Es por ello, que la elección de esta herramienta de gestión para tu negocio no debe tomarse a la ligera. Hay varios pasos fundamentales que debemos tomar previamente a tomar esa decisión. El primero de ellos sería el de preguntarse cuáles son nuestras necesidades como empresa.

Necesidades a la hora de elegir tu Software de Gestión

Como ya sabrás, la mayoría de los software de gestión se componen de una estructura principal, el ERP, que se puede ampliar modularmente, dependiendo de nuestras necesidades. Es por ello que deberíamos realizarnos las siguientes preguntas:

  • ¿Necesitamos un buen gestor documental?
  • ¿Realizamos campañas de marketing con nuestros clientes?
  • ¿Trabajamos de cara al público con sistemas TPV?
  • ¿Nos convienen un gestor de proyectos?
  • ¿Gestionamos almacenes o controlamos la producción?

Una vez con las respuestas en la mano, podremos enfocarnos un poco más en un determinado tipo de programas. Te recomiendo que huyas en un principio de comparativas a través de internet, ya que en muchas ocasiones suelen estar sesgadas por los propios programas interesados, dejando fuera de esa comparativa  otras opciones realmente interesantes.

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestra herramienta de gestión?

Software privado o software libre

Sin duda es otra de las cuestiones que deberías plantearte, ya que dependiendo de tu tipo de negocio, podría interesarte más una opción u otra. ¿De qué dependerá? Pues de nuevo podríamos decir que de las necesidades, pero no sólo eso. Al plantearte esta cuestión, deberías hacer un ejercicio de retrospectiva y de imaginarte el futuro de tu empresa. Si una de las opciones es un software privado, deberás tener en cuenta que deberás pagar licencias, algo que en el caso del software libre se evitan. Por lo general, el software libre está en un grado superior de evolución, ya que se adapta a las necesidades del mercado y de sus propios clientes, precisamente otro factor a tener en cuenta, el tamaño de tu empresa; los libres suelen estar más orientados a pymes y los propietarios a grandes empresas.

Soporte

Es algo que muchas empresas ni siquiera se plantean, pero que a la larga suele ser fundamental. Aunque muchos de estos programas cuentan con la posibilidad de descargar una demo, o que te hagan una presentación remota, una de las grandes ventajas es poder contar con un buen soporte técnico. Cuando surge cualquier problema es imprescindible una solución rápida y de confianza, y mucho más en según que negocios, porque podemos estar dependiendo del correcto funcionamiento del software para poder trabajar.

Precio

Lo he dejado para el final por una sencilla razón: realmente puede resultar lo menos importante. Cuando leas esta frase, pensarás que estoy loco por decirlo, pero realmente es así. Se tratan de herramientas sumamente rentables, y es algo que notarás casi al comienzo de usarlas. Ahorrarás recursos, tiempo y a la larga aumentarás la productividad. Y no porque lo diga yo, sino porque vosotros, los usuarios, lo habéis comprobado.