Uno de los aspectos inevitables para cualquier negocio es la contabilidad, las cuestiones fiscales y laborales. Para dar solución a esta problemática, surgen las asesorías, y en los últimos años, las asesorías online. Hoy te hablamos de sus ventajas.

Todo negocio debe pasar por ello. Y además, tarde o temprano tiene que tomar una decisión al respecto. En primer lugar, decidir si aspectos como la contabilidad o la fiscalidad, la presentación de impuestos, la hacemos nosotros mismos o la encargamos a un tercero. Es mucho más común de lo que cualquiera pudiera pensar que lo haga uno mismo. Pero esta primera decisión conlleva un riesgo importante, cometer errores por la inexperiencia.

Si no tenemos conocimientos específicos de estas cuestiones, es muy posible que algo se nos escape, que no conozcamos todas las normativas (que pueden cambiar con mucha frecuencia) y que encima, podamos sufrir penalizaciones para nuestra empresa. Algo similar pasa con la contabilidad. Sin embargo, de los tres campos que comentábamos en un principio la gestión laboral de una empresa si que suele dejarse en manos de gestorías o asesorías.

ASESORÍA FÍSICA vs ASESORÍA ONLINE

Si nuestro caso es al contrario, es decir, no tenemos conocimientos suficientes para gestionar nosotros mismos los aspectos fiscales y contables de nuestro negocio y queremos delegar en un tercero, podemos optar por las gestorías o asesorías especializadas en estos campos. Además, es muy habitual que dentro de estos mismos despachos se gestionen los tres grandes aspectos citados, y no tengamos que recurrir a más especialistas, gastándonos incluso más dinero.

Pero en los últimos años, internet ha supuesto una nueva vía de negocio para las asesorías, no tanto como medio para publicitar gestorías físicas (que también), sino para ofrecer servicios directamente a través de un ordenador. Y es ahí donde reside la principal ventaja de las asesorías online, en la automatización de procesos, la digitalización de la documentación y la tramitación de impuestos, documentos o contratos.

Ciertamente era un paso del todo lógico, y aunque todavía existe cierta reticencia a su uso, cada año el aumento de usuarios de gestorías online es considerable. Otro de los factores, quizá el que más llama la atención en un primer momento, es el precio, que a priori, resulta mucho más atractivo que el de una asesoría convencional, pudiendo, en algunos casos contratarse a través de módulos por separado, contratando sólo lo que necesitamos, e incluso, ofreciendo el contrato de las mismas a modo de suscripción, pudiendo cancelar esa relación cuando el cliente lo desee, aunque no sea del todo lo más recomendable.

También es determinante entre los usuarios que contratan los servicios de una asesoría online es el ahorro en desplazamientos y papeleo, al no tener que acudir a un lugar físico para entablar contacto con nuestro gestor. En cuanto a la gestión documental, hay plataformas gratuitas que te permiten almacenar todo en la nube, con las mayores garantías de seguridad actuales.

Quizá este último aspecto, la seguridad, sea el gran cortafuegos que se encuentran este tipo de empresas, por la desconfianza que todavía puede generar internet en este sentido, y más hablando de documentación sensible. Y tu, ¿has probado los servicios de una asesoría online? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.