Mucho se oye charlar de la expresión “Ángeles Inversores”, pero ¿quienes son verdaderamente?. La contestación es considerablemente más simple de lo que parece y además de esto es absolutamente racional, nada místico tal y como se podría pensar en un primer momento.

La idea de ángeles se relaciona con un instante en que el emprendedor se halla prácticamente solo con su idea, con poco capital y se pregunta si de verdad alguien puede asistirlo. Es entonces cuando aparece esta idea de los ángeles inversores, que no son si no quienes van a poder asistirlo.

El Origen de los Ángeles Inversores

El nombre fue dado por los expertos en negocios, o bien mejor dicho por quienes empezaron a desarrollar todo este background sobre emprendimiento que uno se pueden localizar en hoy y que son los americanos, que llamaron a este fenómeno Business Angel.

En otras palabras, es una persona, o bien un particular (jamás se trata de una corporación, sino más bien se trataría de un banco o bien de un conjunto inversor en dependencia del caso), que aporta dinero, puede ser de su trabajo o bien de ahorro en un negocio-empresa-proyecto completamente nuevo.

Lo interesante es que, aparte de dinero, puede ofrecer experiencia, de ahí que siempre y en toda circunstancia es interesante conocer al posible inversor ya antes, para saber en cuantos aspectos puede ser útil para el proyecto, idea o bien emprendimiento.¿Quiénes pueden ser Ángeles Inversores?

Muy frecuentemente son personas que tienen mucho dinero, como por servirnos de un ejemplo los magnates millonarios como Bill Gates, herederos de grandes fortunas, consultores o bien sencillamente personas que desean incursionar en otras ramas de la economía. El caso más conocido de ángeles inversores y que se acostumbra a emplear para ilustrar todas y cada una de las conferencias y bibliografías que hay a este respecto es el de la tienda de belleza The Body Shop, una tienda de cosmética y perfumería que nació en Inglaterra y que el día de hoy es una cadena que triunfa cerca de todo el planeta.

En un caso así, un mecánico de clase media baja, decidió asistir con sus ahorros, unas cuatro mil libras a un vecino que deseaba poner una perfumería diferente. De este modo, el vecino consiguió su objetivo y el mecánico se transformó en asociado de uno de los emprendimientos más triunfantes en materia de perfumería en Inglaterra y el planeta.

El rol de los ángeles es poder cubrir una necesidad de dinero en el desarrollo o bien implementación del proyecto. Entonces, y conforme el emprendimiento va medrando, se le devuelve el dinero y se lo participa en las ganancias, conforme lo que se haya acordado anteriormente. Frecuentemente, pueden ganar entre un diez y un veintisiete por ciento de las ganancias del emprendimiento.

En el caso de los profesionales, invierten en más de una compañía, para garantizarse éxito. Con las compañías que no medran, puede escoger venderlas o bien convertirlas.

Los ángeles no son lo mismo que el capital de riesgo, en tanto que el ángel trabaja en el primer momento, en el que se presenta el término, al paso que el capital de peligro, acostumbra a empezar a trabajar cuando empieza a marchar en la práctica.

¿De qué forma localizar Ángeles Inversores?

El escenario ha alterado mucho desde el momento en que se empezó a utilizar el término, a fines del siglo veinte a la actualidad. Hasta hace diez años, la idea de salir a buscar esta clase de inversores parecía ser una carrera de lago aliento, aun hasta una tortura hasta el año dos mil.

No obstante, el escenario ha alterado de forma meteórica a lo largo de los últimos 5 años. Ya no es una insensatez meditar en salir a buscar este género de ayuda económica, sino además de esto es de las mejores formas de poder financiar un emprendimiento. Lograr este género de apoyo, el día de hoy es posible.

Generalmente, para lograr esta clase de inversores hay que asistir a los llamados “club de ángeles” . Las personas del planeta emprendedor saben en donde pueden encontrar uno, si bien en general se acostumbran a unir en con instituciones vinculadas con la actividad económica, como Escuela de Negocios, o bien Centro de Profesionales de la Economía.

Se calcula que cada uno de ellos de los miembros aportan un mínimo de veinte mil dólares estadounidenses y trabajan por norma general en conjunto con otro esencial actor en materia de desarrollo de proyectos, como son las “incubadoras” de proyectos. Entre las incubadoras más reconocidas se halla Wayra de Telefónica.

Una especie de espacio en donde se pueden ver el trabajo de los emprendedores más renovadores, algo como una cocina de los nuevos proyectos. Estos conjuntos procuran a proyectos que recién están comenzando y les dan algo de capital a fin de que empiecen a desarrollarse.

Generalmente, este género de proyectos acostumbran a ser realmente triunfantes ya qué, como mentamos están encuadrados en una especie de espacio en donde se valoran los proyectos, con lo que si su emprendimiento está en estos centros de innovación es muy simple conseguir el apoyo de los ángeles inversores.

En el momento de escoger, es interesante valorar su carrera en 2 variables a saber:

Como emprendedor

Por el otro su carrera como ángel, cuantos de los proyectos que ha ayudado por último han sido triunfante.

Últimamente mentábamos la existencia de “clubs de ángeles” o networks. En general, brotan de las hablas o bien conferencias. En nuestros días uno de los clubes más esenciales del planeta se halla en Suiza. Conforme se hacen conocidos, por su éxito empresarial, son más los empresarios que desean invertir dinero en estos proyectos. Eso es lo que transforma a los clubes de ángeles en el sitio más favorezco para hallar con el financiamiento indicado.

Allá el emprendedor se hallará con personas que pueden asistirlo a corregir su camino por la ruta de los negocios, al unísono que hallará financiamiento más veloz que por otros canales (claro, que esto sucede si el proyecto está bien planteado y es viable su desarrollo).

Mas la segunda pregunta que se desprende del ¿de qué manera localizar ángeles inversores? Es el ¿de qué manera llegar a ellos?. La primera cosa que hay que descartar, del mismo modo que prácticamente para todo, es la idea de redactar un correo y mandarlo en cadena a todos y cada uno de los posibles ángeles inversores que hallemos.

Las referencias

La mejor forma, de nuevo, es por medio de las referencias. Hoy día, el tema de las referencias y los contactos son fundamentales, sobre todo en el momento de localizar financiamiento. Si uno cuenta con el respaldo de un ángel inversor, que por cualquier motivo no puede asistirlo a desarrollar el emprendimiento, lo que puede acontecer es que este pueda darle una mano a hallar al adecuado. Siempre y en todo momento conocer a otros de ahí que es tan esencial la idea del “club”.

Para ello, de la misma manera que para prácticamente todo cuanto pasa en el planeta emprendedor, hay que intentar organizar una red, en la que uno pueda probar que verdaderamente es bueno para lo que desea hacer, aparte de fiable. Si cuenta con una gran idea, y una buena forma de comunicarlo, muy seguramente consiga éxito.

Una buena herramienta para hacerse conocer es la red profesional LinkedIn, en donde puede establecer contacto con personas del planeta que le resulta de interés exactamente el mismo tema sobre el que está interesado trabajar. Además de esto, puede investigar sobre la presencia de diferentes personas que pueden asistirle a entablar relación con alguien que se dedique o bien financie el género de proyecto que piensa desarrollar.El emprendedor siempre es el único responsable en poder vender su proyecto, independientemente que pueda estar asesorado por un especialista en el mercado o bien por un letrado. Tampoco es conveniente dejar los números al contador, en tanto que en la asamblea que tenga con el ángel inversor, va a ser exactamente el mismo que deba explicar cuáles son los números que manejan.

Algo muy afín sucede con el plan de negocios. Exactamente el mismo es el que debe conocer cuáles son sus fortaleza y debilidades y presentarlas de la manera más conveniente para enseñar que el proyecto es integro y rentable.

Ha de estar 24×7 al servicio del emprendimiento. No hay proyecto triunfante que se haya creado “part – time”

Otros de los consejos claves para el emprendedor, en el momento de buscar un ángel inversor es que ha de ser cordial, afable y educado. En la vida, uno no sabe si volverá a encontrar con algún contacto que se ha entablado, por lo mismo es prácticamente de vital relevancia intentar sostenerlo.

En la busca de financiamiento, debe saber que solamente lo va a llevar sin retorno al éxito es la constancia. En el planeta de los negocios, prácticamente como en la vida misma, el que no persevera no gana. Además de esto, debe sostenerse fuerte, si bien la contestación que consiga al otro lado sea un NO definitivo. Solo así, va a llegar a lograr al ángel indicado para su proyecto. De nuevo, el planeta es de quienes se animan a meditar y llegar hasta el final con una idea.