Son cada vez más las compañías que ofrecen y emplean el software como servicio (Software as a Service).

Primeramente, vamos a delimitar exactamente en qué consiste. El software como servicio es una modalidad de distribución que deja la utilización del software sin precisar la adquisición y también instalación en local de las licencias, esto es a través de el pago de una cuota se ofrece el servicio de empleo del software instalado en el servidor del distribuidor.

Así el cliente del servicio accede a la solución desde Internet. Esto contrasta con el modelo de forma tradicional empleado en el software como producto, en el que el usuario adquiere las licencias de la solución y estas se instalan en el pc o servidor local. Ahora, te ofrecemos un resumen de las primordiales ventajas que presenta el software como servicio para la pyme, la opción por la que el mercado se está decantando cada vez con más fuerza.

Ventajas del software como servicio o Software as a Service para la Pyme

Menor inversión inicial y mayor flexibilidad

El modelo tradicional implica la adquisición de las licencias en el instante de la instalación, lo que supone una inversión inicial muy elevada y poquísima flexibilidad. Por poner un ejemplo, si una licencia se deja de usar no se va a poder recobrar la inversión efectuada. En cambio, en el modelo de software como servicio marcha con un pago mensual de los módulos o funcionalidades elegidas del producto. Lo que ofrece la flexibilidad para acrecentar o bien reducir el nivel de usuarios, funcionalidades y espacio contratado conforme las necesidades del cliente del servicio. De esta forma el software se amolda al desarrollo de la compañía.

Reducción de costos en hardware

Aparte de abonar solo por aquellas funcionalidades contratadas, con la utilización de un modelo Software as a Service se logra un ahorro de los costos en la adquisición y mantenimiento de la infraestructura del hardware de la compañía a fin de que la solución funcione.

Ahorro en servicio técnico

Este ahorro se consigue debido a que el mantenimiento del programa corre al cargo del distribuidor, lo que supone que es el distribuidor el que debe asegurar el adecuado funcionamiento de la solución. En consecuencia, la compañía no va a tener la necesidad de contar con de personal o bien un servicio técnico dedicado a actualizaciones o bien a incidencias de funcionamiento.

Centrar los sacrificios en el desarrollo del negocio

Se libera una gran parte de los trabajos y sacrificios dedicados al mantenimiento de los sistemas. Así, la compañía no invierte tiempo en que la herramienta funcione, sino se centra en hallar formas de hacer el trabajo de forma más eficaz.

Compatible con cualquier dispositivo y lugar

Al precisar solo de un navegador para marchar, el software como servicio deja que la solución funcione desde cualquier dispositivo o bien sistema operativo. Logrando conque el software no condicione la elección del hardware de nuestro negocio. De esta forma vamos a poder emplear la solución desde un Móvil inteligente, tableta o bien pc con Mac o bien Linux. Además de esto, al marchar vía web vamos a poder contar con de la oficina desde cualquier sitio, hecho que puede facilitar el trabajo desde casa y la conciliación familiar

Seguridad en los datos y copias de respaldo al cargo del proveedor

Este es uno de los aspectos que más recelos produce entre las compañías, en tanto que existen muchas que no confían en contar con de sus datos en la nube. Mas nada alén de la realidad, la mayor parte de distribuidores de software como servicio disponen de medidas de back up, restore y planes de contingencia, en el caso de ataques informáticos, más elevadas que la mayor parte de pequeñas y medianas empresas. Con lo que usar un distribuidor de Software as a Service de confianza, habitualmente, ofrece un incremento de la seguridad de los datos de la compañía.

Siempre libre la última versión de la aplicación

Por último resaltar que, si disponemos de un distribuidor eficaz, este nos debe ofrecer nuevas versiones del programa con funcionalidades nuevas y adaptaciones a los nuevos cambios legislativos que se integran de manera automática sin precisar hacer nada.
Para resumir, si disponemos de un distribuidor tecnológico en el que podemos confiar, el software como servicio ofrece a la compañía la posibilidad de gozar de una herramienta siempre y en todo momento actualizada, con las últimas funcionalidades y segura.